Noticias

Una nueva ola de Covid-19 ha atravesado China. Al contrario que en Occidente, la línea del gobierno de Pekín parece clara: la emergencia sólo terminará cuando haya 0 casos de Covid 19.

En Shanghai, por ejemplo, 25 millones de personas han sido confinadas en sus casas desde finales de marzo en un intento de frenar el brote de Covid. Con ello, además de lograr el objetivo sanitario de erradicar las infecciones, China está poniendo a prueba las redes logísticas nacionales y asestando un golpe a las actividades del sector manufacturero, de la construcción y de los servicios.

Estos continuos paros locales y nacionales provocan graves retrasos en la cadena logística, creando un efecto dominó en la economía mundial. Shanghái quedó paralizada por las estrictas medidas impuestas por Pekín, que provocaron el cierre de uno de los puertos de contenedores más activos del mundo. A medida que aumentaban los contagios, el gobierno central también impuso normas estrictas a los camioneros que entraban en la ciudad para abastecer a las tiendas y fábricas con mercancías recogidas en los puertos marítimos del país.

Esto ha aumentado los costes y ha hecho que el transporte de mercancías dentro y fuera de la ciudad sea menos eficiente.

Las fotos de la ciudad de Shanghái muestran largas colas de buques portacontenedores esperando para descargar las mercancías.

Descubre las últimas novedades de Aprile.

visione del mondo dal satellite